¿Qué es el vinilo y para qué sirve en decoración?

[Total:18    Promedio:2.6/5]

Vinilos

¿Qué son los vinilos? ¿Cuál es el material de vinilo? ¿Qué es el vinil?

A muchos les puede venir a la cabeza un vinilo de los de música, pero no. Realmente comparten nombre porque están fabricados del mismo material Policloruro de Vinilo (PVC). Consta de 3 partes, aunque dos de ellas son inseparables. La primera parte es el film de PVC que puede ser de muchos colores que va junto a la segunda parte que es el adhesivo. La parte del adhesivo hace que los vinilos aguanten mucho tiempo colocado en una superficie. La tercera parte está el papel soporte o el llamado papel siliconado, que es la parte donde se soporta el vinilo antes de ser utilizado.

Los vinilos, así como su maquinaria, no llevan tantos años en el mercado. Por los años 80, marcas pioneras como Roland, hicieron posible esto gracias a su invento, el plotter.

¿Cómo se fabrican los vinilos?

Tenemos varios tipos de vinilos y su fabricación es diferentes entre ellos;

Vinilos calandrados

Los vinilos calandrados son fabricados a partir de una pasta de PVC del un determinado color a fabricar y ésta pasta caliente pasa por unos rodillos llamados calandra para adaptar la forma de película de vinilo con el grosor específico. Después pasa por unos rodillos fríos hasta enrollar el vinilo. Este sistema es el más económico y son vinilos que tienden a encogerse un poco debido a su efecto memoria que tienen. Ideal para corta y media duración.

Dentro de estos vinilos calandrados encontramos 2 tipos según sus plastificantes:

  • Vinilos monoméricos: Son vinilos que están formados por una estructura de monómeros simple con lo cuál tienden a encogerse. Se recomienda para interiores y también para corta duración en exteriores.
  • Vinilos poliméricos: son más resistentes que los monoméricos debido a que están fabricados con una estructura compleja de polímeros encadenados que se agrupan entre si. Con este vinilo de estructura duradera es ideal para aplicaciones de medio y larga duración en exteriores.

Vinilos fundición o cast

Los vinilos cast o de fundición son los mejores vinilos en cuanto a prestaciones y duración. Estos se fabrican de forma diferente a los vinilos calandrados. Con la pasta de PVC se vierte en una superficie que luego un rodillo alisa para dejar la forma y grosor de las bobinas de vinilo pasando por unos rodillos calientes hasta ser enrollados . Es ideal para moldearlos aplicando calor en superficies muy curvas, ya que se adaptan a cualquier forma. Son mucho más finos y no tienden a recuperar su forma inicial, con lo cuál son perfectos para uso al exterior, como forrado de coches o para larga duración.

Todos estos tipos de vinilos, sobre todo los calandrados, se utilizan para crear impresionantes vinilos decorativos

Grosor de los vinilos

Como hemos comentado anteriormente los grosores de vinilos adhesivos van desde los 55 hasta las 100 micras. Como podéis imaginar es muy fina ya que no llega ni a 1 milímetro (0,07 mm es el grosor más utilizado). Dependiendo del uso que le vayamos a dar escogeremos uno u otro. Por ejemplo para forrar todo un coche o moto de competición, utilizaremos el de menor gramaje por dos motivos. Uno, porque le dará menos peso al conjunto y dos, porque estos se adaptarán a las formas de las motos y coches. Para aplicaciones en plano, carteles y demás, utilizaremos el vinilo monocolor de gramaje de 70 micras o el de el de color de 100 micras.

El adhesivo del vinilo

Hay varios tipos de adhesivo para los vinilos. Los más utilizados son los permanentes, semipermanentes y removibles.

Adhesivo permanente

El adhesivo permanente para los adhesivos es aquel que una vez fijado no se tiene la necesidad de retirarlo, ya que agarra fuerte en la superficie. Para campañas de larga duración.

Adhesivo semipermanente

Está a medio camino entre el permanente y el siguiente tipo, el removible. Ideal para uso de corta o media duración, la retirada del mismo no costará tanto como el permanente. Ideal para casi la mayoría de aplicaciones.

Adhesivo removible

Este tipo de adhesivo puede retirarse con facilidad una vez queramos retirarlo. Es ideal para campañas de corta duración o para aplicar en paredes e interior.

Otros tipos de adhesivo de vinilos

Otros tipos pueden ser los vinilos electrostáticos, que se colocan y despegan con gran facilidad. Los electroestáticos son perfectos para la colocación en ventanas y escaparates que quieran promocionar uno o dos días de ofertas. Otro tipo que podemos encontrar es el vinilo con adhesivo de fácil aplicación. Estos tienen microcanales o panelados que facilitan la aplicación y hacen que no queden burbujas al aplicarlos.

¿Cuál utilizar?

Bueno, aquí depende de muchos factores, pero si tienes dudas escoge siempre el semipermanente, así te aseguras algo «medio» que podrás retirar bien. Por norma general utilizaremos según duración de campañas. De más duración a menos; adhesivo permanente, adhesivo semipermanente y adhesivo removible.

¿Qué se puede hacer con ellos?

Los adhesivos tienen unas aplicaciones muy variadas. Por ejemplo:

  • Podemos cambiar el color a un coche completo o alguna pieza en concreto como los retrovisores
  • Podemos cambiar el color de las paredes con láminas de vinilo.
  • Transformar nuestra decoración con vinilos decorativos variados
  • Cambiar el aspecto de un ordenador portátil
  • Decorar una ventana
  • Personalizar tu coche con alguna pegatina
  • Cambiar de aire los carenados de tu moto
  • Darle un toque de creatividad a las habitaciones infantiles

Laminado

Algunos vinilos pueden laminarse. Estas láminas sirven para proteger los vinilos de rayaduras, del sol, condiciones climatológicas adversas y protección de todo tipo. Estas láminas son transparentes y aportan algo más de grosor al vinilo dependiendo del tipo de laminado. Existen además, algunos laminados para uso en el suelo para que al pisarlo proteja el vinilo de las pisadas y rayadas de todo tipo. Además son aptos para pisarlos en mojado sin resbalar, ya que tienen una superficie rugosa que agarra en el calzado de las personas que lo estén pisando.

Retirar un vinilo adhesivo

Para la correcta retirada de un vinilo en cualquier superficie, lo ideal es contar con un decapador o pistola de calor para que el adhesivo se ablande. Dependiendo del fabricante, costará más o menos y pueden quedar residuos a la hora de quitarlo. No obstante, siempre podemos retirar estos restos con un poco de alcohol etílico. En paredes, en algunos casos, tendremos que pintar de nuevo si la pared no estaba en perfectas condiciones cuando apliquemos el vinilo en el pasado.

Consideraciones de uso

  • Los vinilos han de almacenarse como máximo 2 años a unos 18-22º
  • Se han de colocar a más de 8º si no el vinilo puede no pegar en la superficie correctamente
  • Tampoco han de sobrepasar los 30º ya que el vinilo quedaría muy blando, dificultando la aplicación
  • Algunos son aptos y cumplen normativas vigentes como los reflectantes, que poseen retroreflectividad para que al incidir la luz en ellos refleje cumpliendo las normativas Europeas

Más información

¿Qué son los vinilos decorativos? La mejor técnica de decoración

Vinilos infantiles: creatividad desde pequeños

 

 

 

 

 

 

No te lo guardes para ti, comparte con los tuyos este postShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email